HISTORIA

Marcas sobre la arenisca

Investigar la historia de lo que fue un núcleo pequeño de población es una tarea ardua por no decir imposible, sobre todo si nos remontamos a las edades históricas mas lejanas. El término municipal de Liesa está repleto de vestigios de lo que fue una intensa actividad agropecuaria desde la antigüedad, pero esos vestigios son difíciles de interpretar, como el caso de las entalladuras presentes en numerosas zonas de piedra arenisca, que el paso del tiempo y la erosión han dejado al descubierto.

 
Liesa envuelta en la niebla desde as Fajualas

Respecto al nombre Liesa parece derivarse del término latino eclesia. En tal sentido, he tenido la suerte de recibir  un correo electrónico de un experto, D.  Manuel Benito Moliner, que nos aclara la etimología: Liesa encaja muy bien en un étimo latino eclesia que en aragonés dio ilesia, y con la diptongación romance: iliesia que, por la difícil pronunciación se concretó en Liesa. Históricamente consta la existencia de una iglesia mozárabe fundada en época visigótica (Durán Gudiol en La iglesia de Aragón), de esta época tan poco prolífica en materiales se hallaron algunas fíbulas y otros restos en Nta. Sra. del Monte, antiguo lazareto ligado a los sanjuanistas de Foces.

La historia de Liesa a partir de la Edad Media se nos presenta envuelta en la niebla. Solo algunos nombres, acontecimientos y restos materiales han llegado hasta nuestros días; con ellos se puede configurar la silueta histórica de un pueblo y sus gentes, pero no llegaremos nunca a desentrañar por completo sus vidas. Por ejemplo, jamás sabremos el destino final de su población judía (si la tuvo) o árabe, tal como parecen insinuar las monedas halladas y el enigmático sello, con una estrella de 6 puntas sobre el asa de un cántaro, hallado en las cercanías del pueblo.

Entre los testimonios mas completos de lo que fue en un tiempo Liesa, contamos con la reseña del Diccionario de Madoz de 1850 ( indicado en la bibliografía),  que reproduzco en su totalidad:

LIESA: l. con ayunt. en la prov., part. jud. y dióc. de Huesca (3 leg.), aud. terr. y c.g. de Zaragoza (:3): SIT. en un valle bastante llano, CLIMA sano, le combate el viento N., y no se conocen mas enfermedades que algunas calenturas estacionales. Tiene 45 casas de 3 pisos y buena distribucion interior, construidas de piedra y cal, forman una plaza cuadrilonga y algunas calles sin empedrar, que en invierno y tiempos lluviosos se ponen intransitables, casa consistorial con cárcel; escuela de primera educacion frecuentada por :8 ó 20 niños, y dotada con 1,000 rs.: para el surtido del vecindario hay 2 fuentes perennes y de esquisitas aguas en la pobl., é igl. parr. (San Pedro Apóstol) servida por un cura de provisión de S.M. y el ordinario. El TÉRM. confina N. Arbaniés; E. Ibieca; S. Belillas, y O. Castejon y Siétamo; comprendiendo en su circunferencia 2 ermitas, (San Pedro Martir y Sta. Maria del Monte), y aunque diseminados, muchos robles y encinas muy grandes, especialmente una, hay años que produce mas de 30 fan. de bellota, siendo la admiracion de cuantos la ven por su frondosidad y corpulencia. El TERRENO participa de monte y llano: muy fértil para granos y vino en años que llueve; le atraviesa un arroyo llamado Rija que corre de N. á S. y por junto á la pobl., pero sus aguas no se aprovechan mas que para lavar. CAMINOS: los locales de ruedas y de herradura en mediano estado: el CORREO se recibe de Huesca. PROD. trigo, cebada, centeno, avena, patatas y otras legumbres, vino y aceite, cuyos frutos son mas que suficientes para el consumo del vecindario; cria de ganado lanar y vacuno, y caza de perdices y conejos. POBL.: 16 vec., 99 alm. CONTR.: 5,101 rs. 22 mrs.

 

Un objetivo en el estoy trabajando, y para el que aceptaré ayuda con gusto, es la investigación de la historia de Liesa (y lugares cercanos) a través de las fuentes históricas. Mientras se completa este propósito, ofrezco un humilde cuadro cronológico que puede servir de referencia.

VER CUADRO CRONOLÓGICO